jueves, 2 de marzo de 2017

Hay belleza en la inmundicia.
Hay belleza en cada resquicio de calma que intercede en el caos.
Hay belleza en el propio caos.
Hay belleza en la vida y en la muerte, en los alcaloides y en las venas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario