viernes, 16 de diciembre de 2016

Gato

Hoy he soñado que te besaba, ¿te lo puedes creer? Llevas un tiempo sin aparecer y hoy he soñado que íbamos al cine, nos reíamos y te besaba, y ha sido la sensación más maravillosa del mundo. Es curioso cómo después de diez años desde nuestro primer cruce de miradas mi deseo sigue siendo el mismo. Y, tú no lo sabes, pero eres una estrella que nunca se apaga. Creo que es imposible que nos separemos, de alguna manera. Siempre que te veo tengo que jugar con tu mirada, siempre, eres los ojos marrones primigenios, y por eso busco un poco de ti en todo el mundo. Me haces feliz incluso cuando estás triste. Siempre hemos estado lejos, pero siento que una parte de nosotros ha crecido de la mano del otro. Cuando me pides consejo y me escuchas, me haces sentir muy grande. Cuando me echas de menos me muerdo los labios por no poder estar a tu lado. Cuando vienes a Madrid la ciudad sonríe. Cuando puedo, sigo aprendiendo de ti; no sé como te las arreglas para seguir siendo ese pozo sin fondo. Creo que jamás llegaré a conocerte, a descubrir el por qué de tus miedos y de tus anhelos, y eso me llena de ternura. La próxima vez que te vea te daré un abrazo enorme y quizá te quedes boba y sorprendida porque por una vez me ponga así de serio contigo. Pero hoy he soñado que te besaba y he recordado lo que te valoro y lo que significas para mí, y tenía que contármelo, guardarlo en secreto y reírme la próxima vez que te vea. Yo soy Óscar y tú siempre serás mi Marina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario